Blanca Lekube (Investigadora principal Circular Seas) y Mikel Llona (CEO Birziplastic)

Del Mar a la Industria

Step 1 – Colaboración en Circular Seas

Circular Seas es un proyecto coordinado por el Centro Tecnológico Leartiker y liderado por la investigadora Blanca Lekube, que tiene como objetivo principal la búsqueda de estrategias para la reutilización de residuos plásticos obtenidos de las industrias marítimas: en primer lugar, se ha realizado un diagnóstico de la situación actual, para así poder definir las posibilidades de selección y recogida de dichos residuos en los puertos del País Vasco; después, se han llevado a cabo procesos de pretratatamiento y un estudio de diferentes técnicas de valorización de los residuos. Por último, y tras contrastar las necesidades de las empresas del sector marítimo, se han creado productos innovadores en relación con el mar mediante la tecnología de impresión 3D, cerrando así el ciclo de economía circular en la región.

Birziplastic ha colaborado con el proyecto desde sus inicios en 2020, y en su fase final juega un papel clave como demostrador industrial de los resultados obtenidos por Leartiker en la recuperación de plásticos generados en torno a la industria pesquera, como redes de mar y flejes, entre otros componentes. Birziplastic y Leartiker están trabajando conjuntamente para industrializar este proceso y hacer realidad los objetivos del proyecto CircularSeas, estos objetivos se alinean con la estrategia de economía circular de Birziplastic – “Del Mar a la Industria”, recuperando plásticos marinos que puedan ser reutilizados como materia prima en sectores industriales tan exigentes como automoción.

Primer día Mundial del Reciclaje como Gestor de Residuos Autorizado

Hoy, 17 de mayo, es el #díamundial del #reciclaje, la ocasión perfecta para presentar la recientemente concedida Autorización de Gestor de Residuos No Peligrosos bajo el código de instalación EUX/006/22, que por cierto nos ha venido como agua de Mayo.

Desde Birziplastic garantizamos la correcta gestión y #trazabilidad de los plásticos en su fin de vida, ayudando a evitar los impactos adversos sobre la salud humana y el medio ambiente asociados a la generación y gestión de los mismos. Otorgándoles una segunda vida para su reinserción en la industria.

Birziplastic es el resultado del trabajo de personas, personas comprometidas con el medioambiente y la economía circular, personas que nos dedicamos a la recuperación de los plásticos fuera de uso, convirtiendo los residuos de nuestros clientes en sus propias materias primas recicladas; con lo que ayudamos a nuestros clientes a mejorar su huella ambiental y su huella plástica. Pero no sólo queremos ayudar a la industria, sino que pretendemos ser un recurso de las propias empresas convirtiéndonos que se integre en su cadena de valor.

Los #ObjetivosdeDesarrolloDostenible #ODS son parte de nuestro ADN y trabajamos continuamente en la búsqueda de nuevos procesos innovadores, alienados con las estrategias de #EconomiaCircular y #SOStenibilidad.

BIRZIPLASTIC. “Bizi Birzikla, Birzikla Bizitza”.

CircularSeas

Colaboración en el proyecto CircularSeas

Economía circular en el mundo marítimo

Birziplastic se une a esta nueva iniciativa creada por el Grupo de Investigación perteneciente al Departamento de Expresión Gráfica y Proyectos de Ingeniería de la Escuela de Ingeniería de Bilbao (Universidad del País Vasco). Mediante este proyecto, se lleva a cabo el concepto life cycle thinking o pensamiento de ciclo de vida, el cual tiene como objeto analizar los efectos ambientales, económicos y sociales de un producto o servicio a lo largo de todo su ciclo de vida; es decir, desde la extracción de las materias primas hasta su eliminación o desecho definitivo (teniendo en cuenta tanto la fabricación, la distribución, el uso  y por ende el reciclado).

Dentro de ese marco, Circular Seas es un proyecto que tiene como objetivo principal la búsqueda de estrategias para la reutilización de restos plásticos obtenidos del mar: en primer lugar, se realiza un diagnóstico de la situación actual, para así poder definir las posibilidades de recogida de dichos residuos; después, se lleva  a cabo un estudio de diferentes técnicas de valorización y por último se crean productos innovadores en relación con el mar mediante la tecnología 3D printing.

En este caso, Birziplastic juega un papel como demostrador industrial  de los resultados obtenidos por el Centro Teconológico Leartiker, en torno a la recuperación de plásticos generados en la industria pesquera, tales como redes de mar, fleje … entre otros componentes.

Birziplastic y Leartikel colaboran en no solo demostrar, si no también industrializar este proceso.


Investigadora principal 

Blanca Lekube

                                                                                                                                        

RECUPERACIÓN MECÁNICA DE TERMOPLÁSTICOS

RECUPERACIÓN DE MAZAROTAS Y POLIMEROS CON INSERTOS METÁLICOS

Esta nueva iniciativa basada en la recuperación tanto de mazacotas como mazarotas en este caso de ABS, promueve el avance de la economía circular en el sector, siendo beneficioso tanto para el inyector como para nosotros: precisamente, una gran cantidad de estos residuos se desechan cada año a los vertederos, imposibilitando su reutilización.

Estas mazacotas, bautizadas como “Txintxortak”, se rescatan sin importar sus esfuerzos en cargas de fibras, dejándolas trituradas entre 6-8mm. Además, mediante el conjunto también pueden separarse piezas NO OK, con inse+rtos metálicos férricos y no férricos.

 Gracias a esto, Birziplastic se sumerge en el trigésimo Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) ‘Acción por el clima’, ayudando a reducir la huella de carbono a nuestros clientes, y simultáneamente acercándose a un residuo zero.

Para llevar a cabo la reducción de la huella de carbono se realizan 3 acciones:

  • En primer lugar, se reintroducen residuos propios como materia prima.
  • Después se confía en un proveedor local, impulsando y apoyando la industria local pero también minimizando el impacto en huella de carbono.
  • Por último, se minimiza el uso de vertederos y/o gestores que no dan tratamiento de recuperación (R3).